18 octubre 2017

Lentes de contacto bifocales y multifocales

Los lentes de contacto bifocales y multifocales están diseñados para brindar una visión clara a todas las distancias para personas que tienen errores de refracción y también están experimentando la dificultad para ver de cerca que normalmente aparece con la edad, llamada presbicia.

El principal signo de que se está desarrollando presbicia —que típicamente se nota después de los 40 años— es que la persona necesita alejar el teléfono o la revista de los ojos para poder verlo claramante.

Los lentes de contacto bifocales y multifocales que más se usan son los blandos desechables. Algunos se fabrican de hidrogel de silicón. Éstos permiten que una cantidad significativamente mayor de oxígeno llegue a la córnea, en comparación con los lentes blandos convencionales, lo que los convierte en unos lentes muy cómodos.

Los lentes de contacto bifocales tienen dos graduaciones en el mismo lente. Los multifocales tienen un rango de poderes (parecido a los lentes progresivos) en cada lente.

Los diferentes lentes de contacto bifocales y multifocales funcionan de diferente manera, dependiendo del diseño del lente. Los diseños pueden ser de visión simultánea. Estos lentes de contacto multifocales tienen regiones específicas del lentes diseñadas para visión de lejos y cerca (y a veces intermedia). Dependiendo del objeto que se ve, los ojos del usuario usan la región del lente que brinda la mejor visión. Hay dos tipos de diseño de visión simultánea: concéntrico y asférico.

Los lentes de contacto multifocales concéntricos típicamente contienen el poder del lentes para ver objetos lejanos en el centro del lente, que está rodeado de anillos concéntricos con el poder de cerca y lejos.

Por lo general, al menos dos anillos concéntricos quedan en el área pupilar bajo iluminación normal, pero esto varía si la pupila se dilata o se constriñe debido a condiciones variables de luz.

Los lentes bifocales concéntricos a veces tienen el poder de cerca en el centro. Pero algunas veces se pone el poder de lejos en el centro para el ojo dominante y el poder de cerca en el centro para el ojo no dominante.

Los lentes de contacto multifocales asféricos son similares a los progresivos; hay un cambio gradual en el poder de lo lejos a lo cerca, sin líneas visibles. A diferencia del lente de armazón, sin embargo, los lentes de contacto multifocal asférico son lentes de visión simultánea, así que su sistema visual tiene que aprender a seleccionar el poder apropiado para el momento.

Los lentes de contacto bifocales se usan desde hace muchos años pero hasta hace poco se han vuelto muy populares. El diseño de los viejos bifocales no le gustaban a mucha gente, llevando a la frustración entre los usuarios y los especialistas. Ahora la nueva tecnología ha logrado diseños más exitosos y más variados. Así que si el usuario no está satisfecho con un diseño, puede buscar otro diferente. También pueden probarse técnicas relacionadas como: monovisión que se trata de usar un lente de la graduación para lejos en un ojo y la graduación de cerca para el otro ojo. Monovisión modificada que usa un lente de una graduación en un ojo y un multifocal en el otro ojo.

Si los lentes de contacto bifocales o monovisión no brindan adecuada visión a todas las distancias, una alternativa efectiva es el uso de lentes progresivos en armazón sobre el lente de contacto, cuando se necesite. Muchos usuarios de lentes de contacto prefieren esta modalidad porque su apariencia es más juvenil en comparación con el uso de lentes de leer. Además los lentes de armazón pueden corregir cualquier astigmatismo residual o cualquier otro error de refracción que no quede totalmente corregido con los lentes de contacto. Por esta razón los lentes progresivos pueden darle mejor visión en actividades específicas como manejar de noche. También le permiten ver bien a todas las distancias sin tener que quitarse y ponerse los lentes de leer.

Los factores a considerar para la adaptación son: el tamaño de la pupila y la adición (o graduación de cerca).

No hay reglas fáciles, pero en general, los lentes de contacto multifocales asféricos tienden a funcionar mejor en personas con presbicia leve o moderada, y los multifocales concéntricos para presbicia avanzada. Podría necesitarse probar diferentes diseños de lentes de contacto bifocales antes de encontrar el que sea mejor para usted.

Referencia

Imagen de Allaboutvision

11 octubre 2017

Un aguacate al día para mantener lejos al médico

Un ensayo controlado aleatorio de seis meses de duración ha encontrado que comer un aguacate al día puede aumentar el poder del cerebro y mejorar la densidad del pigmento macular. Los investigadores observaron a 40 adultos sanos mayores de 50 años que comían un aguacate diariamente o una dieta control consistente en una papa o una taza de garbanzos. Publicaron sus hallazgos en Nutrients.

Los garbanzos y las papas fueron seleccionados como una dieta control porque tienen un contenido calórico similar a los aguacates pero contienen pero contienen cantidades despreciables de luteína y grasas monoinsaturadas.

El estudio encontró que los adultos que consumían aguacates tenían 25% de incremento en los niveles de luteína ocular. Las habilidades para resolver problemas y la memoria para trabajar también fué mejor en este grupo.

La investigadora a cargo, Jean Mayer, observó que una dieta balanceada que incluye aguacates frescos puede ser una estrategia efectiva para la salud cognitiva.

"Los resultados de este estudio sugieren que las grasas monoinsaturadas, la fibra, la luteína y otros bioactivos hacen al aguacate particularmente efectivo en enriquecer los niveles de luteína neural, que pueden brindar beneficios no solo a la salud ocular, sino a la salud cerebral," concluyó.

Referencia

04 octubre 2017

Prueba de sensibilidad al contraste

Escrito por Gary Heiting.

Una prueba de sensibilidad al contraste mide la habilidad de una persona para distinguir entre incrementos cada vez más finos de luz contra un fondo oscuro.

Esta prueba difiere de la prueba común de agudeza visual en un examen de la vista de rutina, que mide la habilidad para reconocer letras cada vez más pequeñas en una cartilla estándar.

La sensibilidad al contraste es una medida muy importante de la función visual, especialmente en situaciones de poca luz, niebla o resplandor, cuando el contraste entre los objetos y su fondo se ve reducido. Manejar de noche es un ejemplo de una actividad que requiere buena sensibilidad al contraste por seguridad.

Incluso si su agudeza visual es de 20/20, puede tener condiciones de salud que disminuyan su sensibilidad al contraste y hacerle sentir que no está viendo bien.

  • Síntomas

    Si tiene una baja sensibilidad al contraste, puede tener problemas al manejar de noche, incluyendo dificultad para ver a las personas que van caminando por las calles poco iluminadas. O puede notar que sus ojos se cansan más fácilmente mientras lee o ve televisión.

    Una sensibilidad al contraste pobre también puede incrementar su riesgo de caerse si no nota alguna bajada en un piso de color similar.

    Una baja sensibilidad al contraste puede ser un síntoma de ciertas condiciones oculares o enfermedades como cataratas, glaucoma o retinopatía diabética.

    También pueden ocurrir cambios en la sensibilidad al contraste después de LASIK, PRK o algún otro tipo de cirugía refractiva.

    La mayoría de las veces, las personas con cataratas notan un mejoramiento significativo tanto en su agudeza visual como en su sensibilidad al contraste después de la cirugía de cataratas.

  • La Prueba

    La prueba de sensibilidad al contraste por lo general no está incluída en un examen de la vista de rutina. El especialista podría realizar la prueba debido a una queja visual específica que usted tenga o si tiene sospecha de alguna condición que esté afectando su contraste.

    Probablemente la prueba más usada es la cartilla de sensibilidad al contraste Pelli Robson, que consiste en líneas horizontales de letras mayúsculas, pero en lugar de hacerse más pequeñas, es el contraste el que va disminuyendo con cada línea.

    Otra prueba más sofisticada usa blancos llamados rejillas sinusoidades que consisten en barras paralelas borrosas de luz y oscuridad que pueden variar en su anchura (frecuencia espacial) así como en el contraste de un blanco a otro.

    La prueba se hace con los lentes graduados puestos, y después del examen normal. Para evaluar la visión de los deportistas o la visión después de la cirugía LASIK o de cataratas, la prueba puede ser hecha con ambos ojos abiertos.

  • La Función de Sensibilidad al Contraste (FSC)

    Generalmente, los objetos con frecuencias espaciales altas (rejillas con barras muy delgadas) deben tener un contraste más alto que los objetos con frecuencias espaciales más bajas (rejillas con barras más anchas) para ser detectados por el sistema visual humano.

  • ¿Qué puede hacerse acerca de una baja sensibilidad al contraste?

    El resultado de la prueba le ayuda al especialista a determinar si tiene errores de visión conocidos como aberraciones o algún otro problema que puede ser corregido con lentes especiales o cirugía. Si se le ha diagnosticado con baja sensibilidad al contraste, el especialista puede sugerir el uso de lentes con filtro amarillo para mejorar esa habilidad.

    Si usan lentes graduados muchas personas encuentran que ven mejor en condiciones de poca luz cuando usan lentes con capa anti-reflejo, en comparación a usar la graduación sin capa anti-reflejo.

Referencia

Foto de John Price en Unsplash
Las imágenes de las cartillas fueron tomadas de Vision and Eye Health