30 noviembre 2016

Primer cirugía ocular en el mundo realizada con un robot

Un cirujano del Hospital John Radcliffe de Oxford ha realizado la primera operación intraocular en el mundo usando un robot. Robert MacLaren, profesor de Oftalmología asistido por el Dr. Thomas Edwards, usó un robot controlado remotamente para levantar una membrana de una centésima de milímetro de espesor, de la retina de William Beaver, de 70 años, un sacerdote asociado en el templo La Virgen María en Oxford. Él es el primer paciente en el que se practica este procedimiento experimental.

El ensayo Robotic Retinal Dissection Device (R2D2) está patrocinado por la Universidad de Oxford. El robot necesita operar adentro del ojo a través de una sola incisión de menos de un milímetro de diámetro y necesita entrar y salir del ojo a través de la misma durante el procedimiento quirúrgico.

El aparato está diseñado para eliminar los indeseables temblores de las manos del cirujano para que puedan ser realizadas pequeñas manipulaciones quirúrgicas de manera segura dentro del ojo.

El robot actúa como una mano mecánica con siete motores independientes controlados por computadora resultando en movimientos tan precisos como una milésima de milímetro en escala.

En el caso del Padre Beaver, el paciente para esta primera operación, una membrana que estaba creciendo en la superficie de su retina se contrajo y la jaló en una forma irregular, provocando una imagen distorsionada. Esta membrana de alrededor de una centésima de milímetro de espesor necesitaba ser separada de la retina sin dañarla. Los cirujanos pueden hacer esto haciendo más lento su pulso y sincronizando sus movimientos con los latidos del corazón, pero el robot puede hacerlo mucho más fácil. Más aún, el robot podría realizar procedimientos de alta precisión que actualmente están fuera del alcance de la mano humana.

El cirujano usa un bastón de mando y una touchscreen fuera del ojo para controlar al robot mientras monitorea su progreso a través del microscopio de operación. Esto le da al cirujano una notable ventaja como movimientos del bastón de mando que resultan en pequeños movimientos del robot.

Mientras que los robots han sido desarrollados para cirugías de gran escala, como en el abdomen, hasta ahora ningún aparato disponible alcanza la precisión tridimensional requerida para operar dentro del ojo humano. El aparato ha sido desarrollado por Preceyes BV, una firma holandesa de robots para uso médico establecida por la Universidad de Eindhoven. Durante los últimos 18 meses, los ingenieros de Preceyes y el equipo de la Universidad de Oxford han trabajado juntos para lograr esta prueba clínica, que ha resultado en la primer cirugía robótica dentro del ojo humano.

La tecnología actual de scanners con laser y microscopios permite monitorear las enfermedades de la retina a nivel microscópico, pero las cosas que se ven están más allá del límite fisiológico de lo que la mano humana puede hacer. Con un sistema robótico se abre un nuevo capítulo de la cirugía ocular que actualmente no puede realizarse.

Dice el Profesor MacLaren que esto ayudará a desarrollar nuevos tratamientos quirúrgicos para la ceguera, tales como la terapia génica y de células madre, que necesitan ser insertadas bajo la retina con un alto grado de precisión.

El actual ensayo de cirugía ocular robótica incluirá a 12 pacientes en total e involucra operaciones de una complejidad creciente. En la primera parte del ensayo el robot es usado para desprender una membrana de la retina sin dañarla. Si esta parte resulta exitosa, como ha sido en este caso, la segunda fase del ensayo evaluará la manera en que el robot puede acomodar una fina aguja bajo la retina e inyectar un fluído a través de ella. Esto llevará al uso del robot en terapia génica de la retina, que es un nuevo tratamiento muy promisorio para la ceguera e incluye el desarrollo de tratamientos para retinosis pigmentaria, una condición genética que es una de las causas más comunes de ceguera en personas jóvenes, y degeneración macular relacionada con la edad, que afecta al grupo de personas de mayor edad.

Referencia



23 noviembre 2016

Se alerta a los pacientes contra el uso de la aplicación Opternative

Opternative es una aplicación para "examen de la vista", que entró al mercado sin la aprobación necesaria para garantizar que su uso sea seguro y efectivo como herramienta de diagnóstico de problemas visuales, reporta el organismo Primary Eyecare and Optical of Meridian.

La Asociación Americana de Optometría (AOA) ha levantado recientemente una queja contra la comercialización y uso de Opternative. Los pacientes que quieran mantener su salud ocular deberían continuar con la práctica de exámenes oculares anuales en persona.

La AOA ha interpuesto una queja ante la FDA contra Opternative. Sin revisión alguna por parte de la FDA del "examen visual" mediante Opternative, puede haber un significativo riesgo a la salud en el público en general. Los inventores presentaron una solicitud de patente pero el producto no ha recibido la aprobación previa a la comercialización. La AOA solicita que el aparato sea debidamente revisado por la FDA antes de su lanzamiento al mercado.

El Dr. Steven A. Loomis, presidente de AOA afirmó: "En lugar de aplicaciones o dispositivos del momento que prometen todo, pero ofrecen información inadecuada o incompleta, los americanos quieren nuevas tecnologías de cuidado a la salud, como aquellas que se incorporan a la práctica del optometrista, que fortalecen la relación con el paciente y ayudan a mantener la salud."

El Dr. Minh Duong, optometrista en Primary Eyecare and Optical of Meridian dice que "mi equipo y yo apoyamos la iniciativa de la AOA y alertamos a nuestros pacientes de usar Opternative, una tecnología que no ha sido probada y podría poner en riesgo a los usuarios. Esta "vision app" requiere que los individuos hagan un número de pruebas en ellos mismos y que en algunos casos no siguen las prácticas habituales del exámen de la vista.

Los pacientes deberían visitar a su expecialista en ojos para un examen de la vista preciso, usando tecnologías probadas, aprobadas y estandarizadas para mantener su buena visión e identificar cualquier problema."

Referencia

16 noviembre 2016

Tecnología Visionaria

Un concepto óptico innovador ofrece un examen simple, rápido y accesible para detectar glaucoma. Una tecnología innovadora de la firma de diseño y desarrollo de productos Cambridge Consultants podría ayudar a combatir el glaucoma que es una de las principales causas de ceguera en el mundo, solo superada por las cataratas. Ofrece a bajo costo, una manera fácil de diagnosticar y monitorear la enfermedad para que la intervención y tratamiento temprano puedan ayudar a desacelerar su progreso.

El glaucoma afecta a más de 60 millones de personas en el mundo. Produce daño en el nervio óptico como resultado de una presión intraocular anormalmente alta. La forma más común es el glaucoma primario de ángulo abierto, que afecta alrededor del 95% de los pacientes. Causa una pérdida gradual de la visión periférica pero puede pasar virtualmente desapercibida para el paciente hasta que ha perdido la mitad de su campo visual. El daño es irreversible, así que sin tratamiento un individuo puede quedar totalmente ciego.

El glaucoma de ángulo abierto es hereditario. Una historia familiar de la enfermedad incrementa el riesgo individual de desarrollar glaucoma por un factor de entre 4 y 9. Así que las revisiones periódicas son cruciales para aquellos en riesgo y el monitoreo frecuente es necesario si el problema empieza a desarrollarse.

El nuevo concepto óptico Viewi desarrollado por Cambridge Consultants muestra que sería posible para los pacientes monitorear cualquier cambio en su visión en la comodidad de sus casas. En la actualidad, los pacientes tienen una revisión anual optométrica, oftalmológica u hospitalaria usando un analizador del campo visual (campímetro o perímetro). Prendiendo luces en varios puntos del campo visual se prueba la sensibilidad mientras el paciente aplasta un botón cada vez que ve la luz. La nueva tecnología Viewi realiza el mismo examen pero a una fracción de su costo: unas 20 libras esterlinas (unos $500.00 pesos mexicanos) en lugar de 20 mil libras esterlinas por el equipo clínico.

En el corazón del concepto Viewi está la extensa experiencia óptica de Cambridge Consultants, que se ha combinado con una aplicación del smartphone para reproducir el exámen de "perimetría estática" que se usa en los hospitales. El smartphone se coloca en una ranura del casco, y corre una prueba rápida en menos de 5 minutos por ojo. El paciente simplemente presiona un botón concectado sin alambres al casco vía bluetooth cada vez que ve uno de los puntos brillantes.

Las consideraciones del factor humano fueron un elemento clave en el diseño del sistema Viewi ya que tiene que ser usado por pacientes que tienen problemas de visión, muchos de los cuales también son personas mayores. El resultado de la perimetría estática es mostrado en un formato intuitivo en el smartphone trazando la progresión de la enfermedad y puede ser compartido instantáneamente con el optometrista u oftalmólogo del paciente.

"La pérdida de visión como resultado de glaucoma de ángulo abierto no se puede recuperar pero el diagnóstico temprano y el tratamiento pueden hacer más lenta la progresión de la enfermedad," dijo Simon Karger, que encabeza productos intervencionales y quirúrgicos en Cambridge Consultants. "Pero aunque las pruebas clínicas actuales funcionan muy bien, el sistema para el manejo de glaucoma está sobrecargado. "Hemos usado nuestra experiencia óptica junto a nuestras habilidades algorítmicas para mostrar cómo una prueba simple, costeable y rápida para detectar glaucoma que los pacientes pueden hacer en casa es enteramente factible.

El sistema Viewi no intenta reemplazar los sistemas actuales sino que está diseñado para mejorar la disponibilidad de exámenes clínicos." El concepto innovador Viewi ha sido elogiado como un importante avance por el experto en óptica Chris Dainty, profesor del University College London Institute of Ophthalmology y el Moorfields Eye Hospital.

"La tecnología Viewi podría significar un sistema muy valioso de aviso temprano para personas en riesgo de desarrollar glaucoma, así como en pacientes que necesitan monitorear los efectos de las enfermedades en su visión," dijo. "La tecnología Viewi podría significar un valioso sistema de alerta temprano para más pacientes en los países subdesarrollados, donde el equipo clínico es caro y los profesionistas entrenados son escasos."

Referencia


Foto de Lisaleo

09 noviembre 2016

Un optometrista que encontró algo más

Una mamá está invitando a más padres a que lleven a sus hijos a hacer un examen de la vista después de que la optometrista encontró que su hija tenía una rara condicion ocular.

Becky Crossthwaite, de 13 años, empezó a quejarse de dolor de cabeza, pero el médico le dijo que solo eran migrañas y le recetó paracetamol. Pero como el dolor de cabeza continuó la mamá de Becky, Kirsty pensó que necesitaba una nueva graduación de lentes y la llevó con el optometrista.

Cuando la optometrista examinó los ojos de Becky se sorprendió de su aspecto. Kiran Laly dijo: "Le había revisado los ojos cuatro meses antes y estaba bien. Pero en esta ocasión se veía inflamación en el nervio óptico, llamada papiledema. Esta condición es causada por una acumulación de fluídos en el cerebro y es extremadamente rara.

Un optometrista probablemente solo una vez en su carrera vea esta condición." Ella sabía que una causa probable del papiledema es que fuera un tumor cerebral aunque no quiso expresar sus sospechas hasta verlas confirmadas por exámenes médicos en el hospital.

Ahora, Kirsty y la optometrista Kiran Lally llaman a los padres a llevar a sus hijos a exámenes oculares periódicamente. Kirsty dice que no se trata solo de si el niño ve o no, sino que pueden descubrirse cosas que pudieran salvarle la vida como en el caso de Becky.

La optometrista Lally dice que "si un niño tiene algo como ojo flojo y se diagnostica lo suficientemente temprano se puede hacer algo al respecto. "Pero cuando los encontramos a los 15 o 16 años que por primera vez se hacen un examen de la vista, ya es demasiado tarde y afectará su aprendizaje."

El organismo de caridad Eye Care Trust estima que uno de cada cinco niños tiene un problema no detectado con su visión.

De acuerdo a las directrices de evaluación nacionales, todos los niños en edad escolar de cuatro y cinco años deberían tener un examen de la vista. Sin embargo, un reporte del Colegio de Optometristas encontró que menos de las tercera parte de las autoridades locales lo hacen posible.

Los niños no necesitan saber leer para tener un examen de la vista. Si problemas como ojo flojo son detectados antes de que el niño tenga siete años, se pueden corregir con el tratamiento adecuado.

Referencia

Foto de Maggieau