29 marzo 2017

Ojo en el premio

Investigación muestra que el ejercicio mejora la visión y eleva la frecuencia cardíaca.

Mejora el estado físico, mejora el sueño, reduce el riesgo de enfermedad. La lista de beneficios del ejercicio físico es larga, y ahora los investigadores creen que una ventaja óptica se puede agregar a la mezcla.

Los investigadores de la Universidad de California en Santa Bárbara registraron una mejor visión entre 18 participantes de un estudio montando una bicicleta estacionaria a baja intensidad.

El investigador post-doctoral de la Universidad de California en Santa Barbara, Tom Bullock, dijo a Optometry Today que investigaciones anteriores habían indicado una mejoría de la visión entre los ratones durante la actividad física. "Sin embargo, dada la gran diferencia entre el ratón y el cerebro de los primates, no está claro si estos resultados también se aplican al cerebro humano", afirmó. "Nuestros datos proporcionan evidencia de que puede haber un mecanismo común", enfatizó el doctor Bullock.

Durante el estudio, los 18 voluntarios llevaron un monitor de frecuencia cardíaca inalámbrico y una gorra con electrodos. La actividad neuronal provocada por estímulos visuales se analizó mientras los participantes del estudio estaban en reposo, así como durante el ejercicio de ciclismo de baja y alta intensidad.

Los investigadores reconstruyeron las curvas de ajuste usando un algoritmo computacional, permitiéndoles estimar cuán bien las grandes poblaciones de neuronas en la corteza visual representaban diferentes orientaciones del estímulo. Los resultados sugirieron que las neuronas se volvieron más sensibles a los estímulos visuales durante el ejercicio de baja intensidad que durante el ejercicio de alta intensidad o el reposo.

Otras investigaciones planificadas por el laboratorio incluyen un estudio que determina cómo el ejercicio influye en la memoria visual de trabajo.

Referencia


Foto de Wikipedia

22 marzo 2017

Hacen falta dos...

Una doble combinación de fármacos es prometedora para el tratamiento de la retinopatía diabética.

Investigadores han reportado resultados positivos al usar una combinación de dos fármacos para tratar la retinopatía diabética en ratas.

Científicos de la Universidad de Florida del Health y Erasmus Medical Center descubrieron que la terapia dual conocida como ARNI fue significativamente más efectiva en el tratamiento de las ratas diabéticas que con un solo fármaco.

La coautora del estudio, Dra. Tuhina Prasad, destacó a Optometry Today que no había cura conocida para la retinopatía diabética y las terapias actuales no lograron prevenir completamente la progresión de la enfermedad. "Este [nuevo] enfoque podría resultar muy prometedor para el tratamiento de la retinopatía diabética, que es la principal causa de pérdida de la visión en pacientes de mediana edad en los países desarrollados".

La Dra. Prasad explicó que mientras que la combinación de dos fármacos no revirtió los efectos de la retinopatía diabética en ratas, disminuyó la enfermedad y disminuyó la inflamación en comparación con los resultados usando un solo compuesto. La terapia produjo una reducción del 51% en la muerte celular en la retina durante 12 semanas, en comparación con una caída del 25% cuando sólo se usó un fármaco.

Investigaciones adicionales identificarían los efectos a largo plazo de la combinación de dos fármacos.

La Dra. Prasad también calificó los resultados de la investigación, observando que las ratas usadas en el experimento eran hipertensas así como diabéticas. "Es posible que algunos de los efectos beneficiosos que vemos aquí se deben al efecto de disminución de la presión arterial de esta combinación de fármacos", explicó. "Esta terapia de combinación tendrá que ser probada y evaluada en modelos animales con presión arterial normal", concluyó la Dra. Prasad.

Referencia


Foto de Tookapic

15 marzo 2017

Superhéroe viscoso

Una nueva investigación de CooperVision ha revelado que las ranas tienen mejor visión nocturna que cualquier otro animal.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, muestra que los anfibios pueden ver en color cuando los seres humanos no son capaces de ver nada en absoluto.

La investigación, publicada en Philosophical Transactions de la Royal Society, encontró que, como resultado de poseer un segundo tipo de fotorreceptores bastones, ranas y sapos son capaces de utilizar la información de color justo en su umbral visual.

Los seres humanos, que sólo tienen un conjunto de fotorreceptores bastones, sólo pueden ver tonos de gris cuando se hace demasiado oscuro para que los fotorreceptores manden señales.

El profesor Almut Kelber dijo a Optometry Today que la investigación respondió a una larga pregunta en fisiología visual. "La función del segundo tipo de bastones en ranas y sapos no se conocía antes, y no estaba claro si podían ser utilizados para la visión del color", explicó.

La investigación adicional se centrará en si todos los tipos de ranas y de sapos tienen visión nocturna excepcional. "La existencia de estos bastones especiales sólo ha sido probada para unas pocas especies de sapos y ranas. No sabemos si existen en todas las especies, específicamente en las especies activas en el día ", concluyó el profesor Kelber.

Referencia

Foto de Sooraj

08 marzo 2017

De la hojita del calendario

La educación es un descubrimiento progresivo de nuestra propia ignorancia.

~ Will Durant
Foto de Aaron Burden