02 mayo 2018

Administrar antibióticos a través de la córnea.

Escrito por Selina Powell para Optometry Today.

Científicos de la Universidad de Valencia han reportado sus resultados en el desarrollo de inserciones oculares para administrar moxifloxacina.

El estudio, que fue publicado en Drug delivery and translational research, podría contribuir a tener un nuevo enfoque para combatir infecciones oculares por bacterias, tales como la queratitis corneal y endoftalmitis bacterial.

El equipo desarrolló un inserto transparente y delgado de polímeros bioadhesivos que puede ser aplicado a la mucosa ocular. Los experimentos que incluyeron el uso de córnea de conejo revelaron que los insertos brindan niveles más altos de difusión ocular en comparación con las fórmulas comerciales.

"El inserto oftálmico que hemos desarrollado permite una cantidad mayor de moxifloxacina que permea la córnea, si se compara con las fórmulas comerciales del medicamento," señalaron los autores. "La administración ocular de moxifloxacina con este inserto podría ser un nuevo enfoque para el tratamiento de enfermedades oculares," concluyeron.

Referencia

25 abril 2018

Fotocoagulación con láser

La fotocoagulación con láser puede ser realizada para sellar los vasos sanguíneos dañados o anormales y prevenir hemorragias.

Mediante este tratamiento para la retinopatía diabética no se recupera la visión perdida, pero puede prevenirse un deterioro posterior, que es la razón por la cual es necesario el diagnóstico temprano de la retinopatía diabética.

Para aplicar el tratamiento la frente y la barba del paciente se acomodan en la lámpara de hendidura. Este aparato es un microscopio que usa una línea de luz que le permite al médico ver claramente las porciones del ojo que serán intervenidas. Enseguida el médico coloca sobre la córnea un lente de contacto especialmente diseñado. Éste ayudará al láser a enfocar en la retina.

La fotocoagulación con láser es un procedimiento ambulatorio que le permite al paciente volver a su casa de inmediato, pero la visión permanecerá borrosa por al menos 24 horas después del tratamiento.

Debido a que la fotocoagulación con láser consiste en pequeñas quemaduras para sellar los vasos capilares, pueden aparecer pequeñas manchas en el campo visual después del tratamiento, que tienden a desaparecer con el tiempo. La recuperación completa puede tomar varias semanas.

Incluso cuando la fotocoagulación con láser repara las fugas de los vasos sanguíneos, pueden ocurrir nuevas fugas posteriormente. Por esta razón, es importante que los pacientes diabéticos mantengan bajo control sus niveles de azúcar y se sometan a exámenes frecuentes con el oftalmólogo.

Aunque este procedimiento no restaura la visión perdida por la retinopatía diabética, sirve de tratamiento para el edema macular, y ayuda a que la enfermedad progrese más lentamente.

El paciente deberá seguir cuidadosamente las recomandaciones del médico y cumplir con las consultas de control para asegurar la mejor recuperación. También deberá controlar sus niveles de azúcar en la sangre para mantener los ojos saludables por más tiempo después de la fotocoagulación con láser.

Referencia

Foto de Quangpraha

18 abril 2018

Salud ocular en las cámaras de bronceado.

Once diferentes organizaciones médicas han alertado de manera conjunta sobre los peligros de las cámaras de bronceado, citando las crecientes tasas de cáncer de piel, particularmente entre mujeres jóvenes que son más propensas a usar estas cámaras de bronceado. Además de causar cáncer de piel, las cámaras de bronceado —como la exposición prolongada al sol— puede provocar daño ocular severo.

En un informe reciente ante el Congreso de los Estados Unidos, organizaciones de salud hablaron sobre los peligros del bronceado en interiores y clasificaron las camas de bronceado en el Grupo 1: carcinogénico para los humanos, la categoría de mayor riesgo de cáncer.

Cerca del 70 por ciento de los clientes de las salas de bronceado son mujeres de entre 16 y 29 años de edad.

Los estudios también han demostrado que la exposición a la radiación ultravioleta (UV) durante la sesion en la cámara de bronceado puede provocar daño ocular. Estas cámaras pueden producir niveles UV de hasta 100 veces más de lo que se obtendría del sol, lo que puede causar daños graves a las estructuras externas e internas del ojo y los párpados.

El Dr. Philip R. Rizzuto, oftalmólogo y profesor de cirugía en el Warren Alpert Medical School de Brown University en Rhode Island explica que "el daño por UV a los ojos puede resultar en el desarrollo de cataratas... así como cáncer de la úvea, que es la capa media del globo ocular." El Dr. Rizzuto, que es especialista en cirugía plástica reconstructiva y orbital, incluyendo remoción y reparación de cáncer de piel, dijo que "el daño UV es acumulativo. Es por eso que las jóvenes deberían ser particularmente cuidadosas en proteger sus ojos de la exposición solar".

Además de evitar los peligrosos niveles UV de las cámaras de bronceado, los oftalmólogos recomiendan usar lentes solares con filtro UV al 99% y sombrero, así como el bloqueador solar apropiado en la cara.

Los encargados de esta campaña de sensibilización pública, entre los que se encuentra la Academia Americana de Oftalmología, destacan que, en lugar de ser un signo de buena salud, el bronceado es en realidad la respuesta del cuerpo al daño de la luz ultravioleta.

Referencia

Foto de Burst

11 abril 2018

Cirugía de ojo flojo.

Escrito por Mark Simborg para la Academia Americana de Oftalmología.

El ojo flojo y la cirugía de estrabismo son temas populares y con frecuencia se confunden. La ambliopía, también conocida como ojo flojo, es cuando un ojo tiene una visión disminuída porque no está trabajando en coordinación con el cerebro. Puede suceder en ambos ojos pero normalmente sucede solo en un ojo. El cerebro entonces favorece al ojo que ve mejor.

La ambliopía y el estrabismo suelen confundirse. Mucha gente piensa que el "ojo flojo" es el ojo desviado, que es estrabismo. "Ojo flojo" es ambliopía —mala visión en uno o ambos ojos. Esta mala visión puede llevar al ojo a desviarse (estrabismo). Si por alguna razón el ojo de un niño tiene una visión pobre, el cerebro no usará ese ojo y se volverá flojo por falta de uso. Esto es ambliopía —el ojo es flojo por falta de uso. Si un ojo está viendo a un lugar diferente que el otro, eso es estrabismo.

La ambliopía generalmente se desarrolla durante la niñez y es la principal causa de pérdida de visión en los niños. Las revisiones tempranas por un pediatra, médico familiar u oftalmólogo son importantes para detectar a niños con ambliopía lo antes posible.

El tratamiento de la ambliopía debería empezar lo antes posible porque a través del tiempo el ojo "flojo" podría volverse ciego de manera permanente; la percepción de la profundidad podría perderse; y si el otro ojo se enferma o daña, el ojo "flojo" no puede reponer la visión perdida.

El ojo flojo (ambliopía) no puede ser tratado con cirugía. Solo puede ser tratado cuando el paciente es niño. Mientras más pronto se detecte y se trate, es mejor. De hecho, después de los 6 años de edad el tratamiento es menos efectivo. El tratamiento más común para la ambiopía es el uso de lentes y parches oculares. La "cirugía para ojo flojo" no existe. Esta creencia resulta por la confusión entre estrabismo y ambliopía.

El estrabismo puede ser tratado con cirugía en los músculos extraoculares. Esta cirugía puede ser realizada en niños o en adultos. La cirugía de los músculos extraoculares puede mejorar no solo la apariencia sino también la función visual.

Se realizan aproximadamente 1.2 millones de cirugías de estrabismo cada año, lo que la vuelve la tercer cirugía ocular más común en Estados Unidos.

La cirugía de estrabismo tiene una alta tasa de éxito y las complicaciones serias son raras. Es una cirugía que generalmente no requiere la estancia en el hospital durante la noche. Los niños pueden volver a la escuela después de descansar varios días. La mayoría de los adultos pueden volver al trabajo en una semana. Los efectos secundarios más comunes en la cirugía de estrabismo son dolor, enrojecimiento y doble visión, pero generalmente son temporales.

Referencia

Foto de Burst